Una hormiga muy desconfiada

Una hormiga muy desconfiada




Dicen que una vez se fueron todos los animales de la selva a pasar un día de sol en un club de verano para disfrutar sus vacaciones. Algunos se fueron a jugar fútbol, otros a tomar el sol, y otros a la piscina. En eso llega una hormiguita sumamente furiosa al borde de la piscina y empieza a llamar a gritos al elefante que estaba nadando y buceando de lo mejor en la piscina.
¡Elefante! ¡Sal de la piscina! ¡Elefante! ¡Sal de la piscina!
Al escuchar el escándalo, el elefante sale de la piscina asustado y le dice:
¿Qué pasa hormiga, por qué me llamas?
Al verlo, la hormiguita ya más calmada le dice:
No es nada elefante, es que pensé que te habías puesto mi bikini.

risa (3)risa (2)
Compártelo! Alégrale el día a alguien!

Únete a Salud y Humor!