Depresión: un test para saber si necesitás ayuda




“Está deprimido/a”. El diagnóstico sobre quien sea sale de la boca de cualquiera. Padres, amigos, compañeros de trabajo, hasta contactos de Facebook arriesgan a partir de los que ven en muros ajenos. Más que etiquetas al voleo, la depresión necesita diagnóstico y tratamiento especializado, ya que es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en el mundo. Y avanza a pasos agigantados: afecta al 5% de la población, y entre 2005 y 2015 creció casi un 20%.

Por esas razones y porque se necesita derribar los prejuicios y la discriminación que funcionan como barreras para el acceso al tratamiento, y porque urge que los países dediquen más recursos a la salud mental, este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) resolvió encarar la campaña “Depresión: Hablemos”, que llega a su punto máximo hoy, Día Mundial de la Salud.

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia persistente de tristeza y una pérdida de interés en actividades que las personas normalmente disfrutan, acompañada de una incapacidad para llevar a cabo las actividades diarias, durante 14 días o más, define la OMS.

“Nos afecta a todos. No discrimina por edad, raza o historia personal. Puede dañar las relaciones, interferir con la capacidad de las personas para ganarse la vida, y reducir su sentido de la autoestima”, afirma la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne. No obstante, “incluso la depresión más grave se puede superar con un tratamiento adecuado”, alentó.

Consta de 10 situaciones. Todo aquel que responda en forma afirmativa a más de 3, debería estar alerta y evaluar la necesidad de realizar una consulta.

En los últimos siete días me sucede que:

  1. Estoy triste todo el tiempo
  2. No puedo lidiar con los problemas que se me presentan / me siento abrumado fácilmente
  3. Tengo alteraciones de sueño y/o apetito
  4. Tengo incertidumbre sobre el futuro / el futuro me parece vago e incierto
  5. Nada me parece importante o todo me parece demasiado importante
  6. Tengo sentimientos de culpa
  7. Bajé o subí de peso sin proponérmelo
  8. Lloro fácilmente
  9. Mi deseo sexual disminuyó
  10. Me sobra el tiempo para hacer todo lo que necesito

“Responder afirmativamente a una o dos de estas situaciones aisladas no significa que estemos en presencia de un cuadro de ‘depresión’, pero si lo hacemos sobre 3 o más de las alternativas planteadas, sí podría estar indicándolo, en ese caso sería recomendable una consulta con el especialista”

Únete a Salud y Humor!