Chistes Geniales


Cuernos, Venganza y… arsénico

Una mujer de mediana edad entra a una farmacia y le pide al farmacéutico: – Buenas tardes, por favor, quisiera comprar arsénico. Dado que el arsénico es muy tóxico y letal, el farmacéutico quiso saber…


Cuando a veces sale mal la broma

Un hombre graciosillo, que a menudo molestaba a su mujer con chistecillos y bromas sin mucha gracia, pasó un día por la casa de sus amigos para que lo acompañasen al aeropuerto a despedirse de…


Tres amigas, un accidente y San Pedro

Tres amigas mueren juntas en un accidente de tráfico y se van al cielo… al llegar San Pedro les acompaña, les muestra un hermosísimo jardín en el paraíso y les dice: — Sólo hay una…




El gran catador de vinos

En una bodega de vinos, el catador había fallecido y, el dueño, comenzó a buscar alguien que hiciera el trabajo… Un viejo borracho y sucio se presentó para solicitar el puesto de someiller. El propietario…


La tarifa del taxi

Un hombre sale del bingo a las afueras de la ciudad, sin dinero. Era muy tarde ya y fue a coger el único taxi que había en la puerta: — Buenas noches, a Aranjuez, por…



La historia del mono abusador

El mono iba saltando en la selva de rama en rama, gritando a los cuatro vientos: — ¡¡Me chingué a la leona, me chingué a la leona!! Cuando pasó al lado de la jirafa, ésta…